La momificación y la religión


Los antiguos egipcios pensaban que toda persona estaba compuesta por varias partes y en el momento de la muerte era que ellas se separaban. Estas partes son en primer lugar el cuerpo físico, la segunda de estas es el Ka que es justamente el doble espiritual de la persona y la última es la personalidad del difunto a la cual se le llamaba Ba. Cuando el cuerpo moría estas tres partes se separaban pero el Ka y el Ba seguían dependiendo del cuerpo. Cuando el Ka y el Ba reconocían a la momia del difunto, se volvían a unir y se manifestaba el Akh, el ser de vida eterna.

La conservación del cuerpo del difunto era indispensable para que el Akh pudiese existir y si el Ba y Ka no encontraban al cuerpo del muerto en buen estado para poder reconocerlo y unirse, simplemente la vida eterna no era posible y el difunto no pasaría al otro mundo.

Para conservar los cuerpos en buen estado, utilizaron un procedimiento llamado momificación, que demandaba aproximadamente 70 días, y que había sido aprendido por la observación de los primeros entierros, realizado bajo las arenas del desierto, que habían consumido la humedad del cuerpo y evitado su putrefacción.

Consistía en extraer las partes corruptibles del cuerpo que se colocaban en jarras cerradas herméticamente. Luego se cubría el cuerpo con natrón, un polvo blanco semejante a la sal, que permitía su secado. Se lo untaba con aceites perfumados, cubriéndolo luego con resina líquida. Así se lo dejaba durante 40 días. Posteriormente se lo envolvía con lino, de manera apretada, pudiéndose utilizar hasta 375 m2 de lino por momia. Cada vuelta del vendaje iba acompañada de una palabra mágica.

La momia era colocada en un sarcófago, caja que primero se hacía con arcilla o juncos entretejidos, y luego con madera, que tenía la forma de la momia que contenía y sobre el cuál se pintaba un retrato de la persona muerta. Contenía también ciertas indicaciones sobre la jerarquía o calidad que había tenido la persona en vida. Por ejemplo, las sacerdotisas tenían su sarcófago identificado con tiras rojas. Además la tapa del sarcófago estaba decorada con símbolos de las divinidades.

El uso del sarcófago se justificaba ya que la idea de ser enterrados en la arena espantaba a los egipcios. Esta modalidad permitía que el difunto estuviera protegido del mundo exterior, pero siguiera en contacto con él, a través de los ojos o de los oídos dibujados en el exterior de la caja.

Generalmente iban encajados uno dentro de otro, llevando en su interior decoraciones de figuras pintadas con colores brillantes y exteriormente escrituras jeroglíficas que podrían ayudar al muerto a llegar a la otra vida.

Junto al cadáver se colocaba un ejemplar en papiro del “Libro de los Muertos”, con los preceptos y conjuros enigmáticos que había enseñado Isis, que permitían al difunto conjurar su posible condenación.

El entierro era costoso, habiendo según Heródoto tres tarifas en cuanto al embalsamamiento, siendo la última de caridad, pagándose lo que se podía.

La vida espiritual eterna, se basaba en tres principios abstractos:

El Akh, era la fuerza divina, que primero la tuvieron sólo los dioses, luego también el faraón y posteriormente todos los mortales y que significaba la unión de los otros dos principios, necesario para lograr la vida eterna.

El segundo principio era el Ba, representativo del alma y el tercer principio, el Ka que simbolizaba el conjunto de cualidades divinas que hacían posible la vida eterna.

Los animales en muchas ocasiones, también se momificaban, adquiriendo luego del proceso formas extrañas.

Momia del faraón Ramsés II de la Dinasta XIX.

Otro de los iconos entre la momificación y la religión, fue el dios antropomorfo Anubis. Este se representaba la mayoría de las veces Esta creencia seguramente derivó del mito de Osiris. El mismo dice que al principio de los tiempos, Osiris e Isis eran los reyes de Egipto. Seth al ver que su hermano Osiris era el faraón sintió envidia. Entonces conspiró para darle muerte a su hermano. Para ello diseñó una caja en la que Osiris cupiera y en un banquete instó a su hermano a que probase si cabía. Si entraba perfectamente en la caja esta le pertenecería. Engañado, Osiris se metió en la caja y esta fue sellada con plomo y Osiris murió.

La caja fue lanzada al Nilo y mucho tiempo después fue encontrada por su esposa Isis en una de sus incansables búsquedas. Ella constató que su esposo muerto continuaba allí dentro. Seth encontró la caja cuando Isis dormía y aprovechó en despedazarlo.
Sus partes fueron regadas por Egipto e Isis y Neftis -su hermana y también esposa de Osiris- nuevamente emprendieron la búsqueda del cuerpo de su esposo. En cada lugar donde encontraban algún pedazo de Osiris erigían un templo. Una vez que todas sus partes fueron encontradas debían ser juntadas. Para ello, todos sus pedazos fueron unidos con lino y de esa forma el cuerpo de Osiris quedó momificado.

Para revivir a Osiris, su esposa Isis, la diosa de la vida y de la magia, practicó junto a Anubis algunos rituales que le devolvieron la vida al faraón muerto. De esa forma, Osiris fue animado y convertido en el señor del mundo del más allá y dios de los muertos. Sin embargo, no fue el cuerpo de Osiris el que volvió a la vida sino que a través del proceso de momificación, el Ka y el Ba se encontraron y el Akh fue creado.
como un hombre con cabeza de chacal. Otras veces se le representaba únicamente como un chacal.

Representación del dios chacal de la momificación, Anubis

Como ya se ha dicho, durante la época predinástica los muertos eran enterrados en fosas en la arena.

Se cree que los animales como el chacal solían desenterrar a los muertos para alimentarse.

Seguramente los egipcios presenciaron ese hecho y notaron que los difuntos estaban en relativo perfecto estado de conservación y asociaron al chacal con ese proceso.

Adicionalmente, Anubis también adquiere estas atribuciones de embalsamador por estar presente en el mito de Osiris. Cuando hubieron encontrado las partes destrozadas de Osiris, fue a través de procesos mágicos y momificos que el rey volvió a tener un cuerpo entero. A partir de estos hechos es que el chacal es convertido en el dios Anubis y se le atribuyen los procesos de momificación artificial y de allí en adelante se tornó como la iconografía principal de la preparación del cuerpo para la vida eterna. Cuando los embalsamadores trabajaban sobre el difunto para convertirlo en momia, al menos uno de ellos estaba enmascarado con una cabeza de chacal para representar al dios Anubis durante el sagrado proceso de momificación.

Published in: on noviembre 3, 2007 at 4:32 pm  Comments (14)  

The URI to TrackBack this entry is: https://momia.wordpress.com/2007/11/03/la-momificacion-y-la-religion/trackback/

RSS feed for comments on this post.

14 comentariosDeja un comentario

  1. porfavor colocar los pasos de como hacen la momificacion

  2. Hola, lo tienes aqui:
    https://momia.wordpress.com/2007/12/16/etapas-de-la-momificacion/

  3. me gustoel sitio, tiene gran importancia arqueologica asi que de nota le pongo unocho u nueve. con esta pagina pude buscar informacion y hacer mis tareas, porque verdaderamente a mi me encanta buscar estas cosas e informarme. bueno, actualicen su mural, para que todos puedan visitarlo y poder gozar de la enseñanza que aqui mismo nos deja marcada y mostrada. nos vemos….. besitos _ _ _ _ y _ _ _ _ _

  4. HOLA ME GUSTARIA SABER MAS SOBRE EL LIBRO DE LOS MUERTOS SU CONTENIDO Y LOS HECHIZOS ES QUE LO NECESITO PARA MI IMVESTIGACION

  5. me paresio algo ermoso saber algo mas de lasa momias i su religuion

  6. fue lo mas asombroso q e visto

  7. re buena…ja!!!!!!!!!!!

  8. esta buena pero tine que ser menos larga…..ok?

    algo mas especifico!!!!!!!!!!

  9. ewstuvo muy asonbroso y ermoso me gustaria saber mas delos egipcios

  10. wouw is super interesante y asombro eso de la momificacion es genial

  11. La religión egipcia es el punto esencial para comprender nuestra cultura antigua.
    La religión egipcia se basaba en la observancia de unos ritos de culto a los atributos divinos. Los egipcios tenían fe absoluta en la eficacia de estos ritos. Así adquirían un carácter práctico-mágico que usaban para fines temporales concretos. A lo largo de la historia de Egipto, la elaboración del pensamiento teológico y mitológico adquirió una gran complejidad, ya que unas ideas se sobreponían a otras, sin que una nueva argumentación invalidase las precedentes. Así estos ritos tenían un acervo espiritual, al mismo tiempo que se usaban para fines mundanos. Estos ritos eran dirigidos a los atributos de un Dios singular. Los atributos o nombres divinos se aplican a todas las manifestaciones de la naturaleza, incluso, a hombres, animales o plantas. Este atributo divino a que se atribuye la fuente de toda vida es Ra, el Sol, que controla el ciclo del río Nilo. Osiris es el representante del atributo divino que asume el ciclo vital de nacimiento, muerte y resurrección. Siendo en un principio el símbolo de la vegetación, fue asesinado por su hermano Set, personificación del desierto, quien, envidioso de su prosperidad, lo despedazó. Pero Isis, esposa y hermana de Osiris, tras una larga búsqueda y la realización de prácticas mágicas, reconstruyó el cuerpo y le devolvió la vida. Una vez resucitado, Osiris fecundó a Isis, sin intervención carnal, dándole un hijo: Horus, el rey con cabeza de halcón. Este luchó contra su tío Set, venciéndole y restituyendo el poder sobre todo Egipto. Con la adopción de este mito, los reyes se consideraron hermanos o desdoblamientos de Horus, descendientes directos de Osiris y con poder permanente sobre Egipto. Osiris se convirtió en el imán o señor de los muertos, ya que representaba el Sol poniente y su reino se situaba en el oeste del Nilo. Durante la noche moría para volver a nacer. Horus era el Sol naciente, el rey de los vivos. El culto a la osiriaca, se basaba en hacer el bien, se difundió desde los inicios del periodo histórico y más tarde alcanzó una gran aceptación popular. Osiris fue el ejemplo a seguir más próximo y accesible a los hombres con bajo rango social. Éstos podían disfrutar de un más allá similar al del rey a través de la figura de Osiris. Su leyenda se evocó con múltiples variantes por todo Egipto. Los sucesivos cultos -en función de los cambios políticos- se fueron yuxtaponiendo. La supremacía de un atributo divino sobre los otros atributos dependía de las dinastías reinantes, quienes daban prioridad al atributo divino más representado en su ciudad y más deseado por el pueblo.
    SAMIR AHMED HIWEG GUÍA TURÍSTICO EGIPTO
    hiweg_gad@yahoo.es

  12. Alguien sabe cual de las dos esposas Isis o Neftis encontro la guarifaifa de Osiris??? y que habra hecho con ella????

  13. me parecio super interesante …. son unos temas nuevos donde uno aclara y experimenta …… pero tiene razon martin un poco mas especifico

  14. pueden poner de donde provenia el mito de la momificacion? por favor es para un trabajo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: