El valle de las momias de oro

En el oasis de Bahariya, a unos 400 kilómetros de El Cairo, se encuentra el Valle de las momias de oro, llamado así por la gran cantidad de momias de época greco-romana encontradas (posiblemente haya unas 10000) , muchas de las cuales están cubiertas con máscaras de oro y pecheras de oro. El descubrimiento es muy reciente, ya que fue en 1999 cuando por casualidad se encontró y este descubrimiento se mantuvo en secreto para evitar saqueos y robos y poco después muchos arqueólogos a las órdenes de Hawass, trabajan en el yacimiento.

En las galerías subterráneas han encontrado también ajuares funerarios : amuletos, vasijas, monedas de oro, restos de semillas de las ofrendas.

Cada cámara mortuoria tiene una entrada, y además tiene tres habitaciones , dos mortuorias y el otro para “la entrega”

Se han encontrado momias, preservadas de cuatro diferentes maneras: 1) algunas estaban cubiertas con una capa de oro ,

2) otras tenían máscaras muy realistas fabricadas con tela, cubiertas con yeso y pintadas con escenas de dioses y diosas.

3) Otras momias estaban dentro de unos ataúdes de cerámica que tienen unas decoraciones de caras humanas,

4) otras momias estaban envueltas en lino.

En la primera de las tumbas mas grandes encontradas (la I/A.B) , Hawass encontró un total de 42 momias de personas que pertenecían a varias generaciones de la misma familia, esta tumba tiene los siguientes elementos arquitectónicos:

1)entrada con las escaleras

2)la sala dela entrega

3)sala de enterramiento, que tiene forma rectangular

4) 7 nichos para enterramientos

En el año 2000 se desenterró la momia del gobernador Zed-Khonsu-efankh que staba en un sargófago

momia


Hay siete nichos a los lados de la sala, tres en el lado este y otros tres en el lado oeste y uno en el sur. En esta tumba fueron encontradas 9 momias en uno de los nichos en la parte del este.

La momia de una mujer con máscara de oro fue se conservaba en unas condiciones muy buenas.. Hay una cobra representada en la frente de la mujer. los símbolos reales de los faraones, como la cobra, el nemes la falsa barb fueron usados por la gente rica en el periodo greco-romano.

El pecho de la momia está cubierto con cartón pintado en amarillo y que contiene escenas de los cuatro hijos de Horus.

Otra de las momias, la número 7, es una mujer cubierta por lino con un diseño geométrico y que fue encontrada en un ataúd de madera. A los pies de la momia había una estela hecha de madera y que representa la puerta eterna de la difunta, La mujer está representada en medio de la puerta con su pierna derecha al frente, como si ella estuviera saliendo … Esta momia lleva puesto un vestido romano típico del periodo en el que vivió.

El segundo de los nichos contiene tres momias, en la segunda momia se observó que los ojos estaban hechos de cristal azul con los parpados pintados.

En otro de los nichos, estaba la momia de una mujer con vendas que tenia una mascara sobre la cabeza. Su peinado era singular ya que su pelo estaba recogido con una especie de moño.

Se encontró un ataúd con forma antropoide hecho de cerámica. El ataúd estaba decorado en amarillo y contenía una momia.

Hawass y su equipo también encontraron una momia escondida detrás de una pared.

Las excavaciones continuaron después en el kilómetro 7, ya que pensaron que las tumbas en esa área podrían pertenecer al periodo griego debido a que estaban cerca del Templo de Alejandro el Grande. La tumba que excavaron tenía una estructura única y muchas de las momias que había en su interior estaban deterioradas.

Aqui pongo el link del mapa de google para su localización

http://espanol.gearthhacks.com/downloads/map.php?file=24633

En el museo se exhiben algunas momias y objetos procedentes de las excavaciones.

En la misma momia de las fotos anteriores se observa un símbolo en la parte superior de la cabeza, un halcon.

Sobre las momias encontradas se observan los diferentes estilos de las mismas, momias cubiertas de lino y cartón coloreado desde la cabeza a los pies, momias completamente cubiertas de lino y con una máscara de yeso en la cara, momias con mascaras de oro y con dibujos que representan escenas referentes a los dioses y momias que solamente están envueltas en lino sin cartón ni máscaras.

Hawass y sus colaboradores llevaron una maquina de rayos X con ellos para así poder determinar las causas de las muertes de las momias encontradas.

Ya indiqué en otro post que se encontraron vasijas y ofrendas de alimentos, higos, judías, aceitunas, dátiles, etc además también de vino.

En las excavaciones también encontraron equipos funerarios que aseguraran todo lo necesario para su nueva vida. Encontraron vasos de barro que se usaban en la vida cotidiana de estas personas, e encontraron joyas, estatuas y monedas. Estas monedas eran de bronce y estaban en la mano del difunto para asi asegurar el pago al barquero que lo conduciría a la otra vida.

Las excavaciones revelaron mucha información sobre la vida y la muerte de los egipcios que vivieron durante la época grecorromana.

Algunas personas llegaron a ser ricos gracias a la exportación de vino del Valle del Nilo. En textos egipcios se menciona que el vino de Bahariya era excelente. También hay que recordar la importancia de la zona como sitio limítrofe de Egipto.

Comparando las momias halladas en Bahariya con las momias de etapas anteriores se observa que en las momias doradas no fueron momificadas de forma muy meticulosa y se utilizaron con ellas técnicas muy simplificadas, sin embargo el exterior de las momias si que fue mas sofisticado ya que mascaras y cajas fueron moldeadas sobre el cuerpo de los cadáveres y después fueron pintados.

En las pinturas se observan los rasgos faciales marcados de forma realista, mientras las cabezas son cubiertas con pelucas largas que alcanzan los hombros y el pecho. Aparecen también pintados pechos en las mujeres en el exterior de las momias. Con respecto a las pinturas sobre las momias, aparecen escenas religiosas y se representan varios dioses: Anubis, Isis, Osiris, Horus, Neftis, Maat,Thot y los cuatro hijos e Horus.

En las necrópolis se encontraron diversos restos humanos.
necrópolis de Anubis

Los métodos de momificación empleados por los romanos en Bahariya, a diferencia de las técnicas faraónicas, incluían el recubrimiento interno de la momia con una estructura de juncos. Este añadido, convertía al cuerpo una vez vaciado en un objeto más rígido y consistente. Esto es lo que ha facilitado que estas momias en mayor medida estén mejor conservadas que las de época faraónica.

Imagen del interior de una de las tumbas.

Interior de una de las tumbas de Bahariya.

Published in: on noviembre 3, 2007 at 8:38 pm  Comments (2)  
Tags: , , ,

La vida para todo egipcio era un ciclo

La vida para todo egipcio era un ciclo; en el mundo material el sol nacía por la mañana y moría por la noche, el Nilo tenía una época de poco caudal y otra de inundación. De la misma manera el hombre debía estar en armonía con la naturaleza y debía participar en ese ciclo.

Cuando alguien moría debía haber algo más después de la muerte porque si no el ciclo era interrumpido. La forma para que siempre hubiera esta armonía cósmica era que si después de un determinado momento de inanimación -muerte- hubiese uno de reanimación -vida- y así el ciclo era fluido y completado. Por ello es que el hombre debía vivir después de la muerte en el más allá donde se encontraba el Egipto mismo de una forma idealizada y totalmente paradisíaca.

Por otro lado, los sarcófagos en que eran enterradas las momias variaron según el periodo de elaboración.

Los principales cambios se veían en las formas y decoraciones de los ataúdes. Por ejemplo, durante el Imperio Medio se acostumbró a hacer ataúdes bastante rectangulares. En la parte interior del ataúd, hacia el lado izquierdo de la cabeza, se pintaban los ojos de Horus y por allí el difunto se podía asomar al exterior. Debajo de esta decoración se pintaba una puerta falsa para que el espíritu del muerto pudiese salir de su Casa -del sarcófago- hacia el resto de la tumba. La puerta falsa también era utilizada por el difunto para salir y alimentarse de las provisiones que sus familiares o sacerdotes dejaban en la tumba.

La llamada puerta falsa no solo fue colocada en los sarcófagos, también fue tallada en las paredes de las tumbas. La puerta falsa no es realmente una puerta por la que cualquier persona pueda pasar. Esta era simplemente tallada sobre la piedra y su función era ser el portar entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos. A través de esta puerta era que el difunto accedía al más allá para llegar primeramente al reino de Osiris para vivir la vida eterna.

Published in: on noviembre 3, 2007 at 4:37 pm  Comments (3)  

La momificación y la religión


Los antiguos egipcios pensaban que toda persona estaba compuesta por varias partes y en el momento de la muerte era que ellas se separaban. Estas partes son en primer lugar el cuerpo físico, la segunda de estas es el Ka que es justamente el doble espiritual de la persona y la última es la personalidad del difunto a la cual se le llamaba Ba. Cuando el cuerpo moría estas tres partes se separaban pero el Ka y el Ba seguían dependiendo del cuerpo. Cuando el Ka y el Ba reconocían a la momia del difunto, se volvían a unir y se manifestaba el Akh, el ser de vida eterna.

La conservación del cuerpo del difunto era indispensable para que el Akh pudiese existir y si el Ba y Ka no encontraban al cuerpo del muerto en buen estado para poder reconocerlo y unirse, simplemente la vida eterna no era posible y el difunto no pasaría al otro mundo.

Para conservar los cuerpos en buen estado, utilizaron un procedimiento llamado momificación, que demandaba aproximadamente 70 días, y que había sido aprendido por la observación de los primeros entierros, realizado bajo las arenas del desierto, que habían consumido la humedad del cuerpo y evitado su putrefacción.

Consistía en extraer las partes corruptibles del cuerpo que se colocaban en jarras cerradas herméticamente. Luego se cubría el cuerpo con natrón, un polvo blanco semejante a la sal, que permitía su secado. Se lo untaba con aceites perfumados, cubriéndolo luego con resina líquida. Así se lo dejaba durante 40 días. Posteriormente se lo envolvía con lino, de manera apretada, pudiéndose utilizar hasta 375 m2 de lino por momia. Cada vuelta del vendaje iba acompañada de una palabra mágica.

La momia era colocada en un sarcófago, caja que primero se hacía con arcilla o juncos entretejidos, y luego con madera, que tenía la forma de la momia que contenía y sobre el cuál se pintaba un retrato de la persona muerta. Contenía también ciertas indicaciones sobre la jerarquía o calidad que había tenido la persona en vida. Por ejemplo, las sacerdotisas tenían su sarcófago identificado con tiras rojas. Además la tapa del sarcófago estaba decorada con símbolos de las divinidades.

El uso del sarcófago se justificaba ya que la idea de ser enterrados en la arena espantaba a los egipcios. Esta modalidad permitía que el difunto estuviera protegido del mundo exterior, pero siguiera en contacto con él, a través de los ojos o de los oídos dibujados en el exterior de la caja.

Generalmente iban encajados uno dentro de otro, llevando en su interior decoraciones de figuras pintadas con colores brillantes y exteriormente escrituras jeroglíficas que podrían ayudar al muerto a llegar a la otra vida.

Junto al cadáver se colocaba un ejemplar en papiro del “Libro de los Muertos”, con los preceptos y conjuros enigmáticos que había enseñado Isis, que permitían al difunto conjurar su posible condenación.

El entierro era costoso, habiendo según Heródoto tres tarifas en cuanto al embalsamamiento, siendo la última de caridad, pagándose lo que se podía.

La vida espiritual eterna, se basaba en tres principios abstractos:

El Akh, era la fuerza divina, que primero la tuvieron sólo los dioses, luego también el faraón y posteriormente todos los mortales y que significaba la unión de los otros dos principios, necesario para lograr la vida eterna.

El segundo principio era el Ba, representativo del alma y el tercer principio, el Ka que simbolizaba el conjunto de cualidades divinas que hacían posible la vida eterna.

Los animales en muchas ocasiones, también se momificaban, adquiriendo luego del proceso formas extrañas.

Momia del faraón Ramsés II de la Dinasta XIX.

Otro de los iconos entre la momificación y la religión, fue el dios antropomorfo Anubis. Este se representaba la mayoría de las veces Esta creencia seguramente derivó del mito de Osiris. El mismo dice que al principio de los tiempos, Osiris e Isis eran los reyes de Egipto. Seth al ver que su hermano Osiris era el faraón sintió envidia. Entonces conspiró para darle muerte a su hermano. Para ello diseñó una caja en la que Osiris cupiera y en un banquete instó a su hermano a que probase si cabía. Si entraba perfectamente en la caja esta le pertenecería. Engañado, Osiris se metió en la caja y esta fue sellada con plomo y Osiris murió.

La caja fue lanzada al Nilo y mucho tiempo después fue encontrada por su esposa Isis en una de sus incansables búsquedas. Ella constató que su esposo muerto continuaba allí dentro. Seth encontró la caja cuando Isis dormía y aprovechó en despedazarlo.
Sus partes fueron regadas por Egipto e Isis y Neftis -su hermana y también esposa de Osiris- nuevamente emprendieron la búsqueda del cuerpo de su esposo. En cada lugar donde encontraban algún pedazo de Osiris erigían un templo. Una vez que todas sus partes fueron encontradas debían ser juntadas. Para ello, todos sus pedazos fueron unidos con lino y de esa forma el cuerpo de Osiris quedó momificado.

Para revivir a Osiris, su esposa Isis, la diosa de la vida y de la magia, practicó junto a Anubis algunos rituales que le devolvieron la vida al faraón muerto. De esa forma, Osiris fue animado y convertido en el señor del mundo del más allá y dios de los muertos. Sin embargo, no fue el cuerpo de Osiris el que volvió a la vida sino que a través del proceso de momificación, el Ka y el Ba se encontraron y el Akh fue creado.
como un hombre con cabeza de chacal. Otras veces se le representaba únicamente como un chacal.

Representación del dios chacal de la momificación, Anubis

Como ya se ha dicho, durante la época predinástica los muertos eran enterrados en fosas en la arena.

Se cree que los animales como el chacal solían desenterrar a los muertos para alimentarse.

Seguramente los egipcios presenciaron ese hecho y notaron que los difuntos estaban en relativo perfecto estado de conservación y asociaron al chacal con ese proceso.

Adicionalmente, Anubis también adquiere estas atribuciones de embalsamador por estar presente en el mito de Osiris. Cuando hubieron encontrado las partes destrozadas de Osiris, fue a través de procesos mágicos y momificos que el rey volvió a tener un cuerpo entero. A partir de estos hechos es que el chacal es convertido en el dios Anubis y se le atribuyen los procesos de momificación artificial y de allí en adelante se tornó como la iconografía principal de la preparación del cuerpo para la vida eterna. Cuando los embalsamadores trabajaban sobre el difunto para convertirlo en momia, al menos uno de ellos estaba enmascarado con una cabeza de chacal para representar al dios Anubis durante el sagrado proceso de momificación.

Published in: on noviembre 3, 2007 at 4:32 pm  Comments (14)  

La momificación

Después de la muerte para los egipcios sobrevenía la vida eterna, que era una prolongación de la vida terrenal, con los mismos placeres, incomprensiones y peligros, pero necesitaban para que esto ocurriera, contar con el cuerpo, donde pudiera alojarse el alma.

El sistema de momificación egipcio fué evolucionando con el paso del tiempo.Los primeros enterramientos se realizaban en el desierto, lo cual desecaba los cuerpos apergaminándolos,pero hacia finales de la época prehistórica y a comienzos del primer período dinástico decidieron profundizar en el subsuelo rocoso construyendo cámaras debajo de la arena posiblemente para evitar los continuos saqueos, en ocasiones los cadáveres eran introducidos en cajas de madera y los cuerpos simplemente se vendaban apretadamente sin proceder a ningún tipo de unguento, en ocasiones el proceso se rompia debido a la migraciónde las dunas y la humedad de la piedra descomponía los tejidos.

Como ya es costumbre, se constata que el más allá y la vida eterna se convirtió en uno de los más grandes negocios de la antigüedad. Según la religión de estos pioneros de la sabiduría humana, no podía existir una vida después de la muerte si no era conservado el cuerpo que una vez había sido habitado por el individuo. De tal forma, al precioque fuese, había que preservar el cuerpo del difunto a través de la momificación.

Los costos de la momificación eran muy elevados y no todos podían pagarla porque en mucho de los casos estaba fuera del alcance económico de los comunes. La gran mayoría de las veces, los que habían pagado el tributo económico para tener derecho a ir al mundo de los muertos eran los faraones, reinas, princesas y funcionarios.

El paso siguiente fué intentar, mediante el proceso artificial, provocar la desecación y por consiguiente el perfecto conservamiento del cadáver, lo cual, como bien apuntas se lograba aplicando baños de natrón, y untes con resinas y óleos aromáticos que secaban los tejidos. El  periodo de 70 días para el baño de natron no podía excederse, bien, la función principal del natrón eral desecar los tejidos, en caso de dejarse mas tiempo del establecido se corría el riesgo de dañarlos debido a la potente corrosión que provocaría.En cuanto a las técnicas de momificación novarían demasiado de unas a otras, las diferencias radicarían en la composición de los óleos y los unguentos y el “relleno” interior del cadáver, unas veces con flores,cebollas, otras con hojas y paja, o pergamino, vendas de lino empapadas en resina y cosas así.Dependiendo del grado adquisitivo de cada familia, las vísceras eran trabajadas aparte y vueltas a introducir, o colocadas en los basos canopos, normalmenteeran extraídas, las consideradas inútiles se dehechaban, como el cerebro, el bazo etc. las demás, como el intestino, el hígado, los pulmones y el estómago se conservaban para la otra vida del difunto.

El proceso de la momificación era bastante atareador y la calidad de los resultados dependía en gran medida de lo que el difunto o sus familiares podían pagar. Existen gran número de momias dispersadas alrededor de importantes museos del mundo y entre una momia y otra se constata la habilidad o intención en hacerun buen o mediocre trabajo por parte de los embalsamadores.

Esto se ve incluso entre las momias de los faraones que han sido encontrados y que hoy en día se encuentran expuestos en salas museísticas a la vista de millones de turistas que asoman sus curiosas cabezas para conocer a loshombres más poderosos de la antigüedad.

Claro está que también el arte de la momificación tuvo sus grandes fraudes y que hoy en día, gracias a la tecnología, son descubiertos. Resulta que nosolamente las personas eran embalsamadas, también se acostumbró la momificación de los animales comoel ibis que representaba al dios Toth, el halcón como imagen de Horus, los cocodrilos y hasta los toros.

El cementerio más grande que se ha encontrado es justamente de animales. En realidad, este se trata de un mausoleo. En este lugar en Egipto fuerondepositados millones de momias de animales como el halcón y el ibis. Estas momias eran vendidas a los fieles para recibir las bendiciones de los dioses.

Con recientes estudios llevados a cabo en salas de rayos x se demostró que gran parte de estas supuestas momias están vacías, es decir, exteriormente seven como una común momia de halcón según varios de los casos, pero al ser radiografiadas no se ven los huesos del ave queriendo decir esto quedentro de ellas no hay nada.
Esto se repite una y otra vez en estas falsas momias quefueron vendidas como autenticas a feligreses ignorantes del multimillonario fraude; las momias falsas no merecían las bendiciones de los dioses.

Un apunte en lo referente a los 70 días del baño de natrón, este período es el mencionado por el griego Herodoto y varias fuentesmas así lo confirman, sin embargo, el proceso de desecación variaba de un cuerpo a otro.Un ejemplo lo encontraríamos en la Biblia, que nos aporta un período de 40 días para el padre de José, Jacob, a los que siguió un luto de 60.El cuerpo humano se compone en el 75% de agua, si el cadáver era bastantevoluminosos el proceso tardaría algo mas de tiempo, de lo contrario menos lógicamente.

Published in: on noviembre 3, 2007 at 3:54 pm  Comments (10)  
Tags: ,